jueves, 13 de diciembre de 2012

Azul Ambientalistas esta por encima de la diatriba electoral

Posicion de Lenin Cardozo, fundador de Azul Ambientalistas, ante supuesto apoyo de esa Fundaciòn a un candidato a la gobernaciòn del Estado Zulia, Venezuela, para las elecciones pautadas del 16 de Diciembre del 2012.
No es cierto ni es el espiritud por el cual fue creada la Fundacion Azul Ambientalistas tomar partido por alguna opcion electoral, bien sea regional o nacional. La defensa del ambiente esta por encima de la diatriba electoral, es un tema mundial, una urgencia planetaria, que lo ùltimo que necesita es parcializarse por un interes polìtico.
Asi lo expreso Lenin Cardozo, fundador de la ONG Azul Ambientalistas, que por cierto es la 3ra organizacion ambientalista mas antigua de America, creada el 1ro de Septiembre de 1986 en el seno de la Universidad del Zulia. (La primera ONG fue Sierra Club en California, Estados Unidos, en 1892 y la segunda Greenpeace en Vancouver, Canadá, en 1971).
Durante 26 años las iniciativas se han orientado al impulso y desarrollo de la investigación y la denuncia de los delitos ambientales, a la educación ambiental y al apoyo comunitario o ciudadano.
Cardozo es enfatico en expresar: exigimos respeto a aquellos que han pretendido “usarnos” en sus angustias electorales. Si quieren votos busquenlos en otra parte, pero no pretendan manipular con foros engañosos a esta fundacion, que es patrimonio de Zulia y de Venezuela. Nuestra credibilidad y nuestra ètica no se negocia!!
Fuente: Diario Digital Noticia al Dia, Diciembre 11, 2012.

Ciudades en negro y blanco

Camino por las calles o avenidas de la ciudad y me percato que el color predominante es el negro o el blanco. Vivimos en ciudades que progresivamente perdieron el color. Aun cuando tenemos matices de grises o marrones, lo sobresaliente sigue siendo el negro o el blanco. Asumo que este sutil descubrimiento, es parte de mi entrada a la vejes, porque empezamos a ver las cosas desde otra optica.
Cuando se esta muy inmerso en esos mundos interiores, en esas culturas de las prisas, no hay tiempo para detallar colores ni matices. De niño, las tonalidades verdes producto de los muchos arboles cercanos a mi casa, me impresionaban, me hacian soñar despierto. Ahora, esos mismos espacios donde jugaba y consumia las horas mas felices de mi vida, no existen. Asfaltaron e hicieron estacionamientos, construyeron alguna vivienda o local, en fin, esos "lugares encantados" solo se conservan en mi mente.
Estar inmersos dentro de una vivencia urbana no necesariamente significa castrar la posibilidad de compartir con el mundo natural. Nuestras ciudades hace tiempo que perdieron ese sentido, nos alejamos de la armonía con el entorno y privilegiamos las nuevas cuevas para vivir hechas con concreto, bloques y hormigon. El disfrute y contemplación de bosques o áreas verdes dentro o al margen de la ciudad , ya no existen o son cada vez menos.
Necesitamos acercarnos de nuevo a esa naturaleza que es el refugio también de las otras especies, la casa de todos y así poder disfrutarla, valorarla, protegerla y defenderla. Salgamos a buscar esos colores que hoy estan ausentes. No mas ciudades en blanco y negro, que nos envuelven, que nos atrapan y nos llenan de vacio, soledades y aislamiento. Que se acabe ese destino de nacer y vivir sin los colores de la vida. Volver a lo natural, es el primer principio. La Naturaleza con sus colores aun nos aguarda.

En la Navidad dèmosle mil gracias a la Naturaleza

Si bien es cierto, la celebracion de la Navidad llegò a nosotros por un sentido religioso, la costumbre de reunirnos en esta fecha nos dio el habito del reencuentro familiar. Ahora todos en esa fecha nos convocamos para compartir, en definitiva, es ya un dia especial entre los seres queridos. Celebramos con la misma alegria de una fiesta de cumpleaños, en este caso, es como si ese dia fuera el cumpleaños de la familia como un todo. En gratitud o en expresion de nuestro mas puro afecto, en esa ocasiòn tan particular entre todos nos obsequiamos regalos. Tambien es el momento para la reflexiòn en familia y expresar nuestros buenos deseos para el futuro proximo en union a todos aquellos que le han dado un significado a nuestras vidas.
Para quienes deseamos vivir en armonía, respetando a nuestros semejantes y aceptando el derecho de las otras especies de tener su espacio, para todos aquellos que tienen plena conciencia del privilegio de merecer habitar un planeta sano, sin contaminaciòn y menos despilfarro de los recursos naturales que es el patrimonio de todos, humanos y no humanos, es también el momento para mostrar nuestra gratitud por la naturaleza. La madre natural. La gran protectora y proveedora de todo lo que hemos necesitado para preservar la vida.
Muchos pensaran que darle gracias a la naturaleza suena como algo distante o religioso. El egocentrismo humano, nos ha hecho creer que la vida de los que habitan en el planeta solo gira entorno a nosotros mismos. Es exactamente igual a cuando en épocas pasadas pensábamos que el universo giraba alrededor del Planeta Tierra como su único eje. Craso error, nuestro sistema planetario tiene como eje el Sol y la vida en todas sus expresiones, solo gira teniendo como centro la naturaleza.
Desde cualquier perspectiva, la Naturaleza acepta expresiones de gratitud. Compromisos para su defensa y esfuerzos para restaurarla. La Navidad es uno de esos momentos, no el único, pero si uno muy significativo.
En la Navidad, demosle mil gracias a la Naturaleza, por permitirnos disfrutar el mayor de los milagros, lo mas sagrado que tenemos, la vida.