martes, 15 de julio de 2014

Perijaneros exigen respeto por la Sierra y respaldan prohibición del cultivo de la Malanga


Cientos de ambientalistas provenientes de los municipios Rosario de Perijá, Machiques, y Jesús Enrique Lossada se unieron a la marcha realizada en la Villa del Rosario, para brindar su apoyo a las acciones emprendidas desde la Gobernación Bolivariana del Zulia y el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, a fin de prohibir el cultivo de la malanga y detener el ecocidio sin precedentes cometido en la Sierra de Perijá y que hasta la fecha ha devastado más de 2.000 hectáreas de bosque.
La actividad estuvo encabezada por los ambientalistas, el mandatario del municipio Rosario de Perijá, Olegario Martínez; representantes del Ministerio del Ambiente, de la Secretaria de Ambiente de la Gobernaciòn e integrantes del Gabinete Municipal , quienes caminaron desde la Plaza del Estudiante hasta la sede de la Alcaldía, donde se llevó a cabo un acto de reflexión en torno a los daños ocasionados en la Sierra de Perijá por la actividad de los malangueros, aupada por empresas transnacionales dedicadas a la producción de las papas fritas y que han encontrado en el tubérculo una materia prima de muy bajo costo.
De igual manera se materializaron expresiones de respaldo y compromiso hacia la preservación de la Serranía Perijanera e impedir cualquier actividad que implique la tala indiscriminada, la quema y la deforestación.
El Alcalde Olegario Martínez señaló que como “gobierno, como pueblo y como comunidad” están realizando un llamado a la conciencia para detener las acciones ecocidas en contra de la Sierra de Perijá las cuales han incidido en la disminución del volumen de los acuíferos. Del mismo modo, el Gobierno de Rosario de Perijá emitió un decreto que será presentado ante la Cámara Municipal a fin de emprender acciones que restrinjan el cultivo de la Malanga en esta jurisdicción.
Esta iniciativa es un acto inédito por realizarse en el epicentro de la subregión Perijá, a fin de propiciar una reflexión colectiva de un problema bastante complejo. La Sierra de Perijá es el único patrimonio forestal del estado donde la preservación de sus bosques es un asunto de alta prioridad.
El Zulia es el estado con mayor sequía porque es el estado con menos bosques, de los cuales nacen los ojos de agua y los ríos. Marchamos para que se detenga la deforestación y se eliminen los cultivos que generan daños a los suelos y que nos han llevado a situaciones como la que enfrentamos actualmente, donde los embalses han visto disminuida su capacidad a niveles alarmantes, producto de la sequía que enfrenta la región.
Frente a las actividades irregulares que atentan contra el patrimonio natural del estado, se aplicará la ley con todo su rigor, contando con el apoyo de las fuerzas militares a fin de confiscar la producción de la malanga y evitar que se siga extendiendo su cultivo en la Sierra de Perijá y en otras zonas de la entidad, precisaron las autoridades presentes en la marcha.

Fanny Reyes / Lenin Cardozo

sábado, 12 de julio de 2014

La sub-región Perijá se moviliza en defensa de la Sierra y contra el cultivo de la Malanga

A fin de pronunciarse en contra de la deforestación y el cultivo de la Malanga en la Sierra de Perijá, diversas organizaciones ambientalistas e instituciones de los municipios Machiques, Rosario de Perijá y Jesús Enrique Lossada se concentrarán en la Plaza del Estudiante de la Villa del Rosario
este martes 15 de julio desde las 9:00 am, para luego marchar hasta la Alcaldía Bolivariana de Rosario de Perijá, donde se solicitará a las autoridades locales que, por la vía de decreto, se prohíba la siembra del referido tubérculo. Más de 2.000 hectáreas de bosque devastadas en la Sierra de Perijá es el lamentable saldo que a la fecha ha dejado el cultivo de la Malanga (Xanthosoma sagittifolium), actividad desarrollada principalmente por desplazados colombianos y que recibe el estímulo de consorcios transnacionales dedicados al rubro de la comida rápida y a la producción de papas fritas, entre otros aperitivos. Se trata de un tubérculo que se caracteriza afectar la calidad de los suelos y que requiere para su crecimiento la luz solar directa, lo cual obliga a la deforestación total de las áreas donde será sembrado.
Donde se ha cultivado Malanga el suelo pierde toda capacidad productiva.
Este ecocidio contra la principal reserva forestal del estado Zulia motivó la movilización desarrollada en Maracaibo el pasado 3 de julio, al final de la cual se solicitó ante el Consejo Legislativo fuese incorporada en la Ley de Aguas la prohibición del cultivo de la Malanga. El acto estuvo precedido por el anuncio de una resolución por parte del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente que prohíbe la siembra del referido tubérculo en las cuencas altas y medias de la Sierra de Perijá.
Ahora es la misma comunidad perijanera la que toma la palabra y emprende iniciativas en defensa de la inmensa serranía que les otorga gentilicio, identidad y que les hace partícipes de una región privilegiada por la naturaleza.
La Sierra de Perijá, declarada Parque Nacional desde 1978, es un extenso pulmón verde que alberga recursos biológicos de alta fragilidad y relevancia, vegetación diversa y extraordinaria, así como una amplia diversidad de fauna, entre la que se encuentran especies en peligro de extinción, tales como el Oso Frontino, la Lapa y el Paují Copete de Piedra. Cuenta, además, con una amplia red de drenaje conformada por ríos como el Cachirí, Guasare, Palmar, Apón, Tokuko, Aricuaisá, Lora, Santa Ana y el Catatumbo.
Toda esta riqueza está siendo vulnerada por la actividad ilegal que desarrollan los malangueros, acelerando – entre otros daños - el proceso de desertificación de los suelos en importantes áreas, afectando principalmente las nacientes de los ríos y provocando desequilibrios ambientales de consecuencias incalculables.
En este contexto, el Plan Verde que lleva adelante la gestión del Gobernador Francisco Arias Cárdenas, en estrecha cooperación con las autoridades nacionales, municipales y las organizaciones ambientalistas, realiza importantes esfuerzos para la preservación de los recursos naturales de la región, enfrentando de manera enérgica los delitos ambientales que atentan contra la vida en todas sus expresiones.
Se reitera a toda la comunidad de la sub-región de Perijá la invitación a participar de manera activa y entusiasta en la Marcha Ambientalista en Defensa de la Sierra de Perijá y contra el cultivo de la Malanga, el martes 15 de julio, en La Villa del Rosario.
Fanny Reyes / Lenin Cardozo

martes, 8 de julio de 2014

Liberadas 17 babillas en el embalse de Tulé

Este martes fueron liberadas en el embalse de Tulé, municipio Mara, 17 babillas de la especie Caimán Crocodilus Fuscus de diferentes tamaños y pesos como parte del programa de liberación de fauna silvestre del Ministerio de Ambiente y la Gobernación del Zulia.
Lenín Cardozo, secretario de Ambiente de la entidad, explicó que las especies habían sido capturadas heridas o en condiciones vulnerables, por lo que fueron llevadas al Zoológico Metropolitano para su sanación y posterior reinserción en su ecosistema.
Alfredo Soler, coordinador de conservación ambiental del Ministerio de Ambiente, detalló que la babilla es una especie que afortunadamente no está en peligro de extinción debido a que su población es semiabundante. “Aquí tendrán condiciones adecuadas para sobrevivir, alimentarse y reroducirse. En otros lugares estarían expuestas a la acción antrópica, por lo que el embalse le ofrece las mejores condiciones”, señaló.
Orlando Gómez, jefe de manejo y salud animal del Zoológico Metropolitano, destacó que las crías liberadas nacieron en el zoológico, mientras que las adultas fueron criados allí. Antes de la reinserción en su hábitat les fue practicado un examen clínico general para comprobar que estuviesen aptos para su liberación. Gómez aseguró que la babilla liberada de mayor tamaño midió 150 centrímetros y pesó 15 kilos, y la más pequeña midió 66 centímetros y pesó 210 gramos.
Lenín Cardozo, secretario de Ambiente de la Gobernación del Zulia. La autoridad en materia ambiental de la región extendió la invitación a la ciudadanía a comunicar sobre cualquier especie en condición silvestre que detecte para que sea ubicada en su ecosistema.
También fueron liberadas 11 serpientes tragavenados en las adyacencias del embalse. El lote estuvo conformado por cuatro crías que nacieron en el zoológico y cinco adultas entregadas a las autoridades por ciudadanos, quienes las tenían en sus hogares como mascotas.
“Esta especie no es novedosa, es muy útil para la naturaleza y traerlas a este sitio es muy provechoso. Si aquí llega a haber poblaciones cercanas ellas eliminarían las plagas”, resaltó Gómez.
Lorena Morales, estudiante de Medicina Veterinaria, fue la encargada de hacer el estudio de salud previo a la liberación de estas especies, así como también colocarle a cada animal el número de registro. Este último es necesario para identificarlas en caso de que sean capturadas nuevamente. Morales resaltó la importancia de la preservación de la fauna silvestre: “Cada especie cumple una función específica en su medio, por lo que los ciudadanos deben preservarlas. Hoy estamos cumpliendo con un objetivo fundamental que es proteger la especie animal”
Gysell Cobos / Noticia al Día Fotos: José Ángel Camacho