martes, 30 de septiembre de 2014

Parque Ecoturistico Mudanza Pedrera

Tomando la autopista Lara -  Zulia vía El Venado, usted encuentra el aviso que indica la vía  al caserío de Zipayare, ahí cruza a la izquierda y de una vez comienza la aventura de descubrir lo grato de las bellezas que nos muestran estos parajes de película.   




Avance con calma, para así no  perderse ninguna de las vistas que el generoso camino nos asoma


A 10 kilómetros contados desde el aviso vía a Zipayare, y donde termina una tubería que nos acompaña a mano izquierda, doble nuevamente a la izquierda y de allí recto hasta la cumbre.  Son 10 kilómetros mas.  El total del recorrido  son 20 kilómetros


A partir de este cruce el camino es de montaña pero en muy buen estado.



Geomorfológicamente más de la mitad del área presenta un paisaje Colinar, cuyas elevaciones
 no son mayores de 300 m con respecto a su nivel base, con superficies que se diferencian en sus formas y grados de pendientes, donde se distinguen las unidades de relieve Lomas y Colinas.



En el Municipio Valmore Rodriguez se encuentra el Parque Ecoturístico Mudanza Pedrera, presto para  recibirnos con su agradable clima.  Son 5 mil Hectáreas para la contemplación y el disfrute de andar a caballo.  También,  son parajes extraordinarios para los trotadores a campo traviesa y para quienes gustan del ciclismo de montaña.


La primera cumbre de este paseo, la encontramos donde antiguamente existía la Quinta Larralde.




Antigua Quinta Larralde
Mostrando 2014-10-01_16-01-48_413.jpg

Este parque se encuentra al Oeste de la Represa de Burro Negro



El Tatao nos acompaña durante todo el recorrido.  Es un árbol endogeno de la zona, parecido al Almendron,



Estos espacios fueron declarados en 1974, zona protectora, bajo la custodia del Ministerio del Ambiente.











La primera parada del parque se llama Los 4 Estados, una cumbre donde usted puede apreciar las cordilleras montañosas de Trujillo, Lara,  Falcón y la planicie zuliana.



Vía a la antigua pista de avionetas, donde sera ahora el corredor para la practica equina



La Guadua, nos llena de verde la vista.  Miles de ellas nos dan la bienvenida.
guadual





El paseo es por demás versátil, también usted puede a 2 kilómetros llegar a lo que han definido los Ecoguias La Poza, que es una  piscina natural de mas de 100 metros que nos ofrece el Río Grande.



Mudanza Pedrera también es un santuario de Palmas de Corozo y de Vino


Palma de Corozoes una palma de unos 15 m de alto, muy espinosa, con la hoja más joven de unos 80 -100 cm., erguida en forma de espada que sobresale en medio del conjunto de hojas. Su fruto es un "coquito" de unos 4 cm de diámetro 


Palma de Vino también se le llama canambo y en algunos lugares se le dice coroza. Sus hojas se utilizan para la construcción de techos de las casas y para la elaboración de sombreros y canastos. De sus hojas nacientes también se obtiene el palmito, que tiene un excelente contenido nutricional y se consume en ensaladas, pero al no regenerarse pone en riesgo la vida de la palma. Una de sus partes más apreciadas son sus semillas oleaginosas, que generan un aceite ideal para el consumo humano, con mayores beneficios que el aceite animal. De él se obtiene, asimismo, la llamada mantequilla de corozo.


lunes, 29 de septiembre de 2014

Grandes esperanzas en los pequeños ecoparques del Zulia



Las consolidación de parques ecoturísticos, que adelanta la Gobernación Bolivariana del Zulia, además de representar el necesario resguardo de zonas ricas por su biodiversidad o de ecosistemas particularmente vulnerables, constituye una manera de acercar al ciudadano común, de poner cerca de sus manos y ojos la alta idea de lo ecológico, del conservacionismo y del ambientalismo. 

Estos reservorios de vida silvestre, ahora protegidos por el estado, forman parte del día a día de comunidades, son cercanos a su existencia cotidiana, a su escuela, a sus calles, a sus casas y a sus ciudades. Estos ambientes rescatados y saneados, proveen a los poblados que hacen vida en su entorno de una mejor calidad de vida en todo sentido: aire puro, agua confiable, cielos limpios, la fragancia de la hierbas, la belleza de los árboles, la simpatía de los animales silvestres, la amabilidad - en fin - de una naturaleza no maltratada, no irrespetada.

Los bosques, lagunas, manglares, caños, ríos o laderas montañosas, que hoy forman parte de la apuesta gubernamental de desarrollar el turismo bajo la premisa de la responsabilidad ambiental,  son terreno fértil para formar una nueva conciencia ciudadana frente al medio que nos rodea, dando paso a un individuo que se sabe parte de la naturaleza y que la asume con respeto.

Es decir, cada una de las personas cuya vida se desarrolla en torno a estas estancias ecológicas tiene el compromiso de vida de asumir su defensa, teniendo como brújula instrumentos como la Ley Orgánica del Ambiente, Ley Penal del Ambiente, Ley de Aguas, Ley de Bosques, entre tantas otras., que serán la orientación necesaria para enfrentar las deforestaciones, luchar abiertamente contra los contaminadores del agua, de los terrenos adyacentes, defender el valor de los animales silvestres y denunciar en el seno de la comunidad a los cazadores furtivos quienes no necesitan la carne de los animales que asesinan. 

Los grandes proyectos de parques de cobertura nacional constituyen enormes conquistas positivas de la humanidad, pero por la dinámica social permanecen lejos del ciudadano de la ciudad o de los campos, quienes acceden a ellos de forma indirecta a través de la   televisión, cine, internet, libros o revistas; mas el pequeño parque ecológico es un bien preciado para quienes conviven en torno a él, es como su casa grande inmediata. ¿Quién no ama a su casa?, ¿quien no quiere vivir con su familia en un espacio ameno, sano, arbolado, rodeado de verdor, de frescura, en compañía de simpáticos animales del bosque, mariposas, aves, lagartijas, morrocoyes?

Mostrando Ecoparque Cuevas del Samán_mcpio Jesus E Lossada.JPG

De eso se trata: tenemos grandes esperanzas en estos pequeños parques ecológicos.  El Gobierno Regional en permanente alianza con el Gobierno Nacional, pone sus recursos económicos junto con el puño de las leyes;  a los ciudadanos vinculados a estos espacios para la vida y la paz sólo se les pide su amor activo por la naturaleza.

Fanny Reyes / Lenin Cardozo

Llovió en la Sierra. Una victoria en la cual ha sido fundamental la unidad y conciencia de los marabinos






De boca en boca corrió la afirmación esperanzadora: "llovió en la Sierra de Perijá". Al llover en las altas cuencas del Palmar, del río Lajas, de Caño Pescao va a tomar agua la presa de Tres Ríos, qué alegría. El Alcalde de Mara, siempre pendiente de su responsabilidad, llamaba para señalar que su observatorio meteorológico personal, la familia Palmar en el pueblo de Cachirí, le decía que estaba lloviendo en los nacientes del río con el mismo nombre. Y realmente los lechos de ríos permanentes, que semejaban carreteras de polvo y piedra con la sequía, revierten en cursos de agua y vida para llenar paulatinamente los embalses de Manuelote y Tulé.


En este combate por la vida que ha significado la lucha en medio de la sequía, estamos obligados a tomar correctivos permanentes que garanticen las fuentes de agua para el área metropolitana de Maracaibo. La erradicación de la malanga como cultivo depredador, la reforestación de las cuencas, la protección de la montaña. Son tareas que debemos atender con urgencia. Ha sido bueno el trabajo pedagógico, casa por casa, de Lenin Cardozo y los ambientalistas con su slogan "cada gota cuenta". Al tiempo que concientizamos sobre los daños del cambio climático y los efectos de la cultura destructora del capitalismo, necesitamos actuar en conjunto y rápido para detener la explotación ilegal de madera y la destrucción de la vegetación en los nacientes de los ríos.

Vamos superando la sequía y sus efectos, pronto retornaremos a la normalidad y habrá un mejoramiento en el abastecimiento de agua. Es una victoria en la cual ha sido fundamental la unidad y la conciencia del pueblo marabino y zuliano. Pueblo noble y consciente, pueblo culto y permanente. Durante más de tres meses debió soportar un sistema de distribución de 36 horas con agua por 108 sin ella. Admiración y reconocimiento del país merecen los hombres y mujeres de esta tierra generosa y buena. Es el espíritu de Rafael Urdaneta que se crece en medio de las dificultades.

Y hoy la Patria toda, lo debe reconocer.


FRANCISCO ARIAS CÁRDENAS