jueves, 31 de julio de 2014

Marcha de los ambientalistas en Machiques. La avaricia de unos pocos está afectando a millones de zulianos que padecen la sequía.

Marchando en la ciudad de Machiques

Durante décadas los bosques del Zulia han sido vulnerados para favorecer intereses distintos a los de la mayoría de los ciudadanos de este estado. La ganadería, la extracción ilegal de la madera, el cultivo extensivo del plátano, la palma africana y, más recientemente, de la Malanga, han sido aceleradores de la destrucción de la masa forestal de la entidad,  de la cual apenas sobrevive un  6%, conformado por la Sierra de Perijá. 


Intereses económicos de alto calibre e impunidad ambiental han sido los ingredientes de este ecocidio sistemático.  Las consecuencias de tales desatinos en contra de la naturaleza las estamos padeciendo todos los zulianos, quienes enfrentamos la sequía de mayor intensidad de los últimos 60 años. 


Los ríos y manantiales que en otros tiempos fueron caudalosos, hoy semejan trillas por la falta de lluvias; en consecuencia el volumen de los embalses que se surten de ellos ha descendido a niveles alarmantes y nuestras ciudades y poblados no cuentan con el suministro regular de agua potable. La situación tiende a agravarse. En el municipio Santa Rita el sistema de distribución de agua potable es de 1 día con agua por 20 sin agua;  en Maracaibo nos aproximamos al esquema 1 x 10.


Bajo estas reflexiones y abogando por un Zulia Verde donde prevalezca la conciencia ambiental,  la comunidad perijanera decidió salir a las calles de Machiques en defensa de la Sierra de Perijá y sus cuencas hidrográficas,  haciendo saber su rechazo a la deforestación y al cultivo de la malanga, el cual en la zona del embalse Tres Ríos, en el municipio Jesús Enrique Lossada, ha provocado la destrucción de al menos 2.000 hectáreas de bosque. Los ambientalistas del Zulia están alzando su voz para que todos entiendan que la preservación del ambiente nos involucra a todos y se unan en defensa de la vida.

La avaricia de unos pocos ha puesto de rodillas a este estado y frente a ello debemos responder de manera contundente.  Desde las instancias del Gobierno Nacional y Regional se están tomando acciones, contando con el acompañamiento de los estamentos militares patriotas, la Guardería Ambiental, los cuerpos policiales, para enfrentar a los depredadores de la Sierra de Perijá y de todas las reservas naturales de la entidad, quienes han asumido nuestros bosques como mercancía, provocando consecuencias que se pierden de vista. La  aplicación rigurosa de la ley no se hará esperar.


El viernes 8 de agosto las autoridades ambientales del estado están convocando un encuentro con los cultivadores de Malanga de la Sierra de Perijá, teniendo por delante  la resolución del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente que prohíbe el cultivo de este tubérculo en la serranía y en las cuencas medias de la región .


 Quien no acate estos llamados de atención y pretenda burlar la ley se encontrará con el poder de las organizaciones ambientales, de la comunidad organizada y de un gobierno defensor del ambiente, que es decir defensor de la vida.
Fanny Reyes / Lenin Cardozo









































Gli ambientalisti dalla Costa Orientale del Lago hanno preso la parola in difesa dei bacini e contro la deforestazione


 
Una marcia variopinta in cui hanno partecipato gli ambientalisti e le istituzioni della Costa Orientale del Lago, hanno fatto una camminata per le strade di Ciudad Ojeda, da Piazza Bolívar a Palazzo sede delle Autorità Pubbliche del Comune di Lagunillas, in totale rifiuto delle pratiche ecocide che hanno avuto luogo nella regione, soprattutto nelle sorgenti dei fiumi, che ha causato la più lunga siccità negli ultimi decenni.

La finalitá è farsi ascoltare e chiamare ad una riflessione collettiva per che tutti si uniscano nella difesa dei bacini idrici dello Stato Zulia, che è un modo per difendere la vita degli umani e non-umani che viviamo in questo spazio. Queste iniziative vengono accompagnate dal Governo Bolivariano del Zulia e il Ministero del Potere Popolare per l’Ambiente.


 I serbatoi di Burro Nero e Machango sono stati danneggiati dalla deforestazione che sta avvenendo con lo scopo di favorire il disboscamento illegale e la coltivazione della Malanga, impoverendo i suoli e generando, in catena, deplorevoli squilibri ambientali.

Giovanny Ortiz, membro della squadra che coordina il Parco Eco-Turismo Refugio di Dantas, che si trova nella zona di riserva Foresta di Burro Negro, afferma che: “stanno distruggendo tre ettari di bosco ogni giorno, causando la perdita di bacini e provocando la terribile siccità. Negli ultimi dieci anni, ogni mese, hanno tagliato oltre 500 alberi di Mogano, Ceiba Rossa e Cedro”.


Nella marcia è stata espressa l’opinione che il deficit idrico che confronta il Zulia dovrebbe servire a generare un cambiamento di cultura nel cittadino e che porti ad un uso razionale del vitale liquido; questo accompagnato con punizione per le prese illegali e le azioni che minacciano i bacini idrografici. “Basta di impunità ambientale, la deforestazione e la coltivazione della Malanga non devono continuare nello Stato,” ha detto Giovanny Ortiz.

Allo stesso modo è stato annunciato che nel mese di agosto sarà approvato all’interno legislatura regionale la Legge per la Conservazione e l’Uso Razionale delle Risorse Idriche dello stato Zulia, uno strumento che include nelle sue disposizioni il divieto della coltivazione della Malanga nello stato.


 
L’attività si è conclusa con la presentazione di una proposta al Governo Municipale di Lagunillas, in modo di generare azioni, localmente, in difesa dei serbatoi e i bacini, che fermino la deforestazione e la coltivazione della Malanga nella zona.




Lenin Cardozo, ambientalista venezuelano | ANCA24 – Fanny Reyes – giornalista ambientalista venezuelana | Hugo E. Méndez U., giornalista ambientalista venezuelano | ANCA24 Italia

miércoles, 30 de julio de 2014

Marcha de los ambientalistas en Lagunillas. Ambientalistas de la Costa Oriental del Lago toman la palabra en defensa de las cuencas y contra la deforestación



Una colorida marcha que congregó a ambientalistas e instituciones de la Costa Oriental del Lago, recorrió las calles de Ciudad Ojeda, desde la Plaza Bolívar hasta el edifico sede de los Poderes Públicos del municipio Lagunillas, en frontal rechazo a las prácticas ecocidas que se vienen produciendo en la región, principalmente en las nacientes de los ríos, lo cual ha provocado la más larga sequía de las últimas décadas.

Hacerse escuchar y convocar a una reflexión colectiva para que todos se unan en la defensa de los reservorios de agua del estado Zulia, que es una forma de defender la vida de humanos y no humanos que convivimos en este espacio, es el propósito de estas iniciativas que están siendo acompañadas por la Gobernación Bolivariana del Zulia y el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente.

Los embalses de Burro Negro y Machango han sido vulnerados por la deforestación que se viene produciendo para favorecer la explotación ilegal de la madera y el cultivo de la  Malanga, empobreciendo los suelos y generando, en cadena, lamentables desequilibrios ambientales. 

Así lo puntualiza Giovanny Ortiz, del  equipo que coordina el Parque Eco-Turístico Refugio de Dantas, ubicado en la zona de reserva forestal de Burro Negro: “están acabando con tres hectáreas diarias de bosque, así se pierden las cuencas y se causa la terrible sequía. Durante los últimos diez años, cada mes, se han talado más de 500 árboles de Caoba, Ceiba Roja y Cedro”.


En la marcha se expresó que el déficit de agua que confronta el Zulia debe servir para generar un cambio de cultura en el ciudadano que conduzca al uso racional del vital líquido, acompañado esto de las sanciones ante las tomas ilegales y las acciones que atenten contra las cuencas hidrográficas. “Basta de impunidad ambiental, la tala de árboles y el cultivo de Malanga no continuarán en el estado”, señalaron los ambientalistas.


De igual manera se anunció que en el mes de agosto se aprobará en el seno del poder legislativo regional la  Ley para la Conservación y Uso Racional de los Recursos Hídricos del estado Zulia, instrumento que incluye en su articulado la prohibición del cultivo de la Malanga en la entidad.



La actividad culminó con la entrega de una propuesta al Gobierno Municipal de Lagunillas,  a fin de que en el ámbito local  se generen acciones en defensa de los embalses y cuencas, poniendo freno a la deforestación y al cultivo de la malanga en la zona.        

        
Fanny Reyes / Lenin Cardozo