martes, 8 de julio de 2014

Liberadas 17 babillas en el embalse de Tulé

Este martes fueron liberadas en el embalse de Tulé, municipio Mara, 17 babillas de la especie Caimán Crocodilus Fuscus de diferentes tamaños y pesos como parte del programa de liberación de fauna silvestre del Ministerio de Ambiente y la Gobernación del Zulia.
Lenín Cardozo, secretario de Ambiente de la entidad, explicó que las especies habían sido capturadas heridas o en condiciones vulnerables, por lo que fueron llevadas al Zoológico Metropolitano para su sanación y posterior reinserción en su ecosistema.
Alfredo Soler, coordinador de conservación ambiental del Ministerio de Ambiente, detalló que la babilla es una especie que afortunadamente no está en peligro de extinción debido a que su población es semiabundante. “Aquí tendrán condiciones adecuadas para sobrevivir, alimentarse y reroducirse. En otros lugares estarían expuestas a la acción antrópica, por lo que el embalse le ofrece las mejores condiciones”, señaló.
Orlando Gómez, jefe de manejo y salud animal del Zoológico Metropolitano, destacó que las crías liberadas nacieron en el zoológico, mientras que las adultas fueron criados allí. Antes de la reinserción en su hábitat les fue practicado un examen clínico general para comprobar que estuviesen aptos para su liberación. Gómez aseguró que la babilla liberada de mayor tamaño midió 150 centrímetros y pesó 15 kilos, y la más pequeña midió 66 centímetros y pesó 210 gramos.
Lenín Cardozo, secretario de Ambiente de la Gobernación del Zulia. La autoridad en materia ambiental de la región extendió la invitación a la ciudadanía a comunicar sobre cualquier especie en condición silvestre que detecte para que sea ubicada en su ecosistema.
También fueron liberadas 11 serpientes tragavenados en las adyacencias del embalse. El lote estuvo conformado por cuatro crías que nacieron en el zoológico y cinco adultas entregadas a las autoridades por ciudadanos, quienes las tenían en sus hogares como mascotas.
“Esta especie no es novedosa, es muy útil para la naturaleza y traerlas a este sitio es muy provechoso. Si aquí llega a haber poblaciones cercanas ellas eliminarían las plagas”, resaltó Gómez.
Lorena Morales, estudiante de Medicina Veterinaria, fue la encargada de hacer el estudio de salud previo a la liberación de estas especies, así como también colocarle a cada animal el número de registro. Este último es necesario para identificarlas en caso de que sean capturadas nuevamente. Morales resaltó la importancia de la preservación de la fauna silvestre: “Cada especie cumple una función específica en su medio, por lo que los ciudadanos deben preservarlas. Hoy estamos cumpliendo con un objetivo fundamental que es proteger la especie animal”
Gysell Cobos / Noticia al Día Fotos: José Ángel Camacho

No hay comentarios.:

Publicar un comentario