domingo, 21 de septiembre de 2014

Más Bicicletas, menos Automóviles



Cada 22 de septiembre se celebra el Día Mundial sin Automóvil, una oportunidad extraordinaria para reflexionar sobre nuestras sociedades dominadas por el uso de los automotores. De igual manera este día se dedica a la promoción de la bicicleta como una alternativa de transporte ecológico y saludable, que contribuiría – de masificarse su uso – a la descontaminación del planeta y a enfrentar la crisis energética.


El Día Mundial sin Automóvil busca darle un respiro al planeta y nos invita a dejar los carros en casa y optar por el transporte público, la caminata y, muy especialmente, a  considerar el uso cotidiano de la bicicleta.  Se trata de concienciar a los ciudadanos sobre los efectos que los automóviles a base de energía fósil tienen sobre el ambiente: menos dióxido y monóxido de carbono ayudaría a limpiar el aire que respiramos.


En este momento alrededor de 800 millones de bicicletas ruedan en el mundo, la mayoría de ellas en China. Los ciudadanos de Suiza, Francia, España, Alemania, India, Holanda, Polonia y países escandinavos muestran una notable preferencia hacia este vehículo económico y no contaminante.



En ciudades latinoamericanas como Santiago de Chile, Bogotá, Río de Janeiro, Lima y Medellín, los gobiernos promueven programas de desarrollo que favorecen la conducción de bicicletas, como la construcción de ciclovías, alquiler de bicicletas públicas y otros novedosos proyectos que han logrado un aumento significativo del uso de los vehículos de dos ruedas en el continente.  


Venezuela está dando sus primeros pasos. En el Zulia, gracias a la iniciativa del Gobierno Regional, diversos municipios  se están incorporando a este concepto que constituye un signo de modernidad y desarrollo. La ciclovía dominical de la Avenida El Milagro tiene más de un año de funcionamiento, permitiendo a los marabinos una interacción directa con la ciudad;  de igual manera este fin de semana fue inaugurado el Eco-Parque Rutas de Palmarejo, en la Costa Oriental del Lago,  una apuesta que conjuga la actividad turística con la práctica del ciclismo de montaña.


El ciclismo es catalogado como “Medicina sobre dos Ruedas” ya que está más que demostrada su contribución favorable al funcionamiento del sistema cardiovasculares, sumado a que tonifica los músculos y mejora la capacidad pulmonar, reduce los niveles de colesterol en la sangre, contribuye a mejorar la coordinación motriz, es un excelente ejercicio aerobico que combate los riesgos de sufrir sobrepeso y obesidad, reduce los niveles de estrés, mejora el estado de ánimo y puede ser una excelente alternativa para compartir en familia.
 


La bicicleta, con sus 200 años de existencia,  es un símbolo de nuevos y mejores tiempos, es la opción de transporte más económica, ecológica, saludable y versátil que se conozca, razón por la cual  cada 22 de septiembre recordamos que sobre dos ruedas está la posibilidad de ciudades menos contaminadas y menos estresadas.


Fanny Reyes / Lenin Cardozo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario