miércoles, 25 de junio de 2014

Caminata a las Cuevas del Saman: Un llamado de atenciòn en la lucha contra la desertificaciòn y sequìa

El Día Mundial de la lucha contra la Desertificación y la Sequía fue la razón para que el pasado 21 de junio realizáramos junto a 350 personas una caminata hacia Las Cuevas del Samán, ubicadas en el municipio Jesús Enrique Lossada, al pié de la Sierra de Perijá.
La pérdida de los suelos productivos como consecuencia de la tala, la quema, el pastoreo, la sobre-explotación y el cambio climático es una realidad en más de 110 países y constituye un peligro latente para el resto del planeta poniendo en jaque la economía de las naciones y su seguridad alimentaria. Así que el llamado de atención en torno a esta problemática se hace más que necesario.
En el estado Zulia estamos combatiendo los delitos ambientales, los cultivos como el de la Malanga que vienen afectando grandes extensiones de la Sierra de Perijá. Estamos sembrando conciencia sobre la necesidad de preservar y defender el patrimonio natural de todos.
Así pues, ese sábado llegó gente de todas las edades, procedentes de diferentes rincones del estado a la Base de Protección Fronteriza El Diluvio, nuestro punto de encuentro, para luego abordar los vehículos rústicos que nos conducirían al lugar de partida. Entusiastas y maravillados por el paisaje que se abría a nuestro paso recorrimos 8 kilómetros de verde infinito, atravesamos 14 pasos del Río Socuy que nos refrescaron, enfrentamos unánimes la bajada de La Alemania y los senderos pedregosos. A ratos algún campesino en burro se cruzaba en el camino, observando con no poca sorpresa aquel ejército ambientalista que recorría la también llamada Sierra de Lossada, entremezclando sus voces con los sonidos de aves y monos provenientes de las altas montañas. A nuestro paso también observamos tramos afectados por la deforestación o la quema, ahora menos que en otros tiempos. Llamamos al diálogo y a la rectificación a los involucrados, de lo contrario la ley será aplicada con todo rigor.
Finalmente, extenuados los cuerpos pero con el ánimo en alto llegamos a Las Cuevas del Samán. Cruzamos el puente colgante para acceder a La Cristalina descendiendo a sus profundidades. No es la primera vez que las visitamos, sin embargo no dejamos de maravillarnos ante las formas sinuosas que las corrientes del Socuy y el pasar del tiempo han esculpido en las galerías sumadas a la presencia retumbante de los guácharos, sus enigmáticos habitantes.
Ya culminada la jornada descendemos de la montaña. Volver es un compromiso y una posibilidad que nos motiva, tanto como seguir dedicando nuestros mejores esfuerzos para defender el legado ambiental de los zulianos que han de venir.
Fanny Reyes / Lenin Cardozo

1 comentario:

  1. Siempre tan interesantes e importantes comentarios. Resaltando los hermosos parajes de nuestra región zuliana. Gracias Doctor Cardozo, por estar proyectando nuestra bella naturaleza. Es preciso seguir promoviendo estos espacios. Le felicito una vez mas, por su especial compromiso.

    ResponderEliminar