jueves, 12 de mayo de 2011

¿Cuál es tu plan?

.
En la vida todos de alguna manera tenemos un plan. Muchas veces sin saberlo. Deliberadamente hacemos muchas cosas que en sí mismas son un plan, pero no nos percatamos de ello. A veces una rutina, una pasión o una manía, es un buen plan, que aun no hemos descubierto.

Un plan, es lo que le permite a uno, organizar las ideas y los esfuerzos, para encausar las energías y darle direccionalidad a nuestra vida. Y así, encontrarle un verdadero sentido a lo que hacemos. Hay planes de planes. Unos más grandes, otros menos o simplemente modestos planes. Pero ellos en su totalidad, hacen el gran plan. Los planes se pueden encadenar, es decir, hacer uno primero, luego el otro y así sucesivamente e infinitamente. Los planes no necesariamente tienen que tener un final. Lo que sí es cierto, es que un plan nos permite vivir el presente con entusiasmo y prepáranos para el devenir sin sobresaltos.

Los planes pueden ser también compartidos. Con la misma familia. Con un hermano, hermana o amigos. Pero un plan, es un plan, y tiene mucho valor. Es un gran tesoro.

Muchas de las personas que conocemos, andan si saber qué hacer con sus vidas. Se deprimen, le entregan su cuerpo a alguna adicción, para sentirse que están vivos. No se dan la oportunidad de descubrir, en su mundo interior, su verdadero plan. Todos llevamos un plan o muchos planes dentro de sí mismo, ellos conviven con nosotros, pero hay que tener el valor, la astucia, la disciplina y la voluntad férrea de descubrirlos.

Tampoco un plan, termina con la vida misma. Pueden llegar a ser también generacionales. Pero igual, puede ser el gran amigo que nos ayuda a cosechar éxitos y alegrías en esta vida.

Mi plan es simple. Es conjugar, todo lo que he aprendido, lo que he estudiado de manera formal o he investigado por motivación o curiosidad propia. Mi experiencia política, laboral y familiar (la que cultive de mis padres y la que he madurado en mi cotidianidad) y poner todos estos esfuerzos, todas estas horas de desvelo, al servicio de la defensa de la naturaleza.

Me he asignado la misión de tratar de explicar de manera sencilla, entendible y a su vez comunicar a todos los rincones donde yo pueda llegar, a través de la plataforma multimedia y sus redes sociales, el mensaje ambientalista, ecologista o conservacionista. Para así, alertar o animar, al mayor número de personas posibles, sobre lo está pasando en la Tierra y lo que puede pasar si no tomamos conciencia y acciones ante los grandes peligros que nos acechan, por la impunidad de los que contaminan o por la crueldad de los deciden quien vive y quien muere en este planeta. De esta manera, me siento útil y se transforma en una razón para vivir o para morir, si es que eso fuese necesario.

Y usted amigo lector ¿ya tiene su plan?, con gusto puedo compartir el mío.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario