viernes, 4 de marzo de 2016

Experiencias de la economía circular en Latinoamérica

Image result for economia circular en latinoamericaAmérica Latina, presentan cifras interesantes en la práctica del aprovechamiento de los recursos ya usados. Según estudios del Banco Mundial, en la región y el Caribe se genera un total de 430.000 toneladas diarias. Un latinoamericano genera de media entre 1 y 14 kilogramos de basura por día; así en Bolivia un ciudadano produce 1 kilogramo de basura por día, mientras que Trinidad y Tobago se sitúa a la cabecera del ranking con 14 kilogramos per cápita (BM, 2013). La evolución es alarmante; tan sólo 20 años atrás las cifras eran un 60% más bajas, y en una década la situación podrá duplicarse (BM, 2013). Aquí la importancia de las políticas de gestión de residuos y la concienciación de la población en la región.   
Image result for economia circular en latinoamericaSegún datos de esta misma fuente ningún país de América Latina supera el 15% de material reciclado anual. Algunos países como Bolivia y Perú no alcanzan el 3%. Chile lidera por ejemplo, la mayor generación de residuos sólidos en Latinoamérica, con 16,9 millones de toneladas anuales,  de los cuales su reutilización es marginal. Solo Argentina y Colombia superan el 10%. Aproximadamente 4 millones de personas viven de reciclar residuos sólidos en Latinoamérica.
Aun cuando poco hemos avanzado en lo será la economía del futuro, existen iniciativas que debemos resaltar:
Para Colombia es un negocio redondo
1. Sacos Verdes de Argos cierra el ciclo a desechos y forma ambientalmente a obreros. 
2. Envases de gaseosa, tras ser procesados por Socya, se vuelven insumos o nuevas botellas. 
3. Fundación Socya, en alianza con Ecográs, evita que aceite usado contamine aguas o se reutilice en alimentos.  

Colombia ha dado sus primeros  pasos  hacia procesos productivos que retoman aspectos de la economía circular, así lo expresa el consultor colombiano Juan Fernando Rojas.  Quien nos refiere como  primer caso  el de 540 empresas colombianas que se han sumado a programas de posconsumo de la Andi (Asociación de Empresarios de Colombia) para gestionar de mejor manera la vida útil de pilas, llantas, lámparas, computadores y envases de plaguicidas y farmacéuticos.

Por su parte, la fundación antioqueña y de origen empresarial Socya, ha sido uno de los mayores ‘evangelizadores’ para que el sector privado del país comprenda las bondades de la economía circular: que “sí paga” mitigar impactos en medio ambiente y sociedad.
Image result for economia circular en latinoamericaOpera la red nacional más grande para recuperar envases plásticos (PET) y de vidrio, que terminan en más envases de OI-Peldar o de “ecopet” para embotelladoras, cuando ese PET no es insumo para fibras de Enka empleadas en prendas de vestir o llantas, por ejemplo. O más de 200 toneladas anuales de aceite usado recogidos de restaurantes, gracias a la alianza con la empresa Ecográs. Lo recogido se usa como insumo para fabricantes de jabones o de biodiésel.

“Hay muchas empresas que no se han dado cuenta de los inmensos beneficios que les significaría en su rentabilidad y reputación asumir modelos de economía circular, desde el mismo diseño de los productos, de materiales de empaques más livianos, lo que trae ahorros en transporte”, advierte Juana Pérez Martínez, directora de Socya.

Pero también compañías como Cementos Argos, desde ya ven réditos de insertarse en procesos de economía circular: vende y lleva a sus clientes constructores sacos llenos de cemento y les recogen los vacíos, los trituran y sirven de insumo para fibrocemento de empresas que fabrican tejas.
“A la fecha llevamos 1,6 millones de sacos recogidos solo en Medellín para reutilizarse en otras industrias, lo equivalente a 2.285 árboles o 18.284 metros cúbicos de agua ahorrados por entender que no hay residuos, que decimos residuos a recursos mal manejados”, señala Camilo Restrepo, vicepresidente de Innovación de la cementera.

Por último, todos los consultados señalan que el Gobierno tiene una tarea pendiente en términos de señalar mejores estímulos al sector productivo: premiar la eficiencia energética y uso de fuentes alternativas con exenciones tributarias; y que pague más el que contamine más. Esto ayudaría a que la economía circular sea negocio redondo para Colombia, como ya es en países desarrollados.

Ecuador: los desechos plásticos como oportunidad de negocio.
Enkador, empresa dedicada a la fabricación de hilos de poliéster y nylon, se convirtió en la primera compañía ecuatoriana en instalar una planta de transformación de botellas plásticas de PET post consumo en gránulo reciclado (RPet) que cumple con las especificaciones de la FDA (Food and Drug Administration) y por tanto, es apto para la fabricación de envases de alimentos y bebidas para consumo humano. Además del uso final en envases, con algunas variaciones, el gránulo puede emplearse en la producción de filamento ecológico diferenciado para la elaboración de tejidos y prendas enfocadas a un consumidor eco-responsable.

En Argentina, se desarrolla el proyecto llamado “Más reciclaje, más Vida”, que es conllevado por la Unión de Usuarios y Consumidores argentinos, en alianza con la asociación Rock & Vida, para que la gente conozca las ventajas del reciclaje en áreas urbanas y se atrevan a contribuir con el progreso del planeta Tierra. La iniciativa afirma que con un mínimo esfuerzo, se pueden lograr grandes resultados, por lo que invita a que las personas reciclen tapitas de gaseosas, latas de aluminio, diarios, radiografías, baldes de pintura previamente higienizados, y demás materiales que son entregados en puntos de recolección provistos por el proyecto. Nos parece una alternativa ecológica y bien intencionada, que se adhiere a la cotidianidad de las comunidades, permitiendo mejorar nuestra relación con el Medio Ambiente.
En Perú, finalizó la campaña designada “Reciclar para abrigar”, que tuvo el objetivo de instaurar una verdadera Cultura de Reciclaje en la ciudadanía, mediante el apoyo solidario a las personas que sufrieron de la ola de frío que azotó al país sureño. El objetivo humanitario consistió en donar frazadas hechas con botellas de plástico “PET”, principalmente a los niños y adultos de la tercera edad que sufrieron los embates de la Naturaleza. A su vez, se lanzó el concurso “Esto no es Basura”, que motiva al colectivo peruano a reciclar y explotar el ingenio para darle una utilidad práctica a los desechos domésticos.
También en Perú están los rellenos sanitarios en Monterrey o en Callao, que extraen el biogás que se forma a partir de basura en descomposición para producir energía. Tan solo en el relleno de Callao, se logran reducir 61.024 toneladas al año las emisiones de CO2e, lo que equivale a 112 vuelos de Lima a Bogotá.
En Bolivia se presentó la iniciativa ambiental “Yo Reciclo”, que buscaba implementar con empeño la educación ambiental en las calles bolivianas, en medio de las celebraciones por el Día Mundial del Reciclaje. Para tal fin, se movilizaron más de 400 personas quienes contaban con el conocimiento ecológico necesario, para encarar a los habitantes de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, en busca de difundir la importancia de adoptar el reciclaje comunal. Esas acciones ambientalistas deben fomentarse, porque se inmiscuyen en la realidad que cotejan los ciudadanos, y permiten que la gente exprese las dudas e inquietudes sobre temas conservacionistas. Tras aprender el valor del reciclaje, los individuos crean un efecto multiplicador al compartirlo con sus amigos, vecinos y colegas.
En México, se sigue realizando el “Reciclatrón”, que son jornadas de acopio de residuos electrónicos, en los que las personas pueden llevar aparatos usados o dañados, como computadoras de escritorio, equipos de audio digital, cintas de VHS, teléfonos celulares obsoletos, cargadores de baterías alcalinas, etc. Ya se han realizado varios eventos en suelo azteca, buscando crear conciencia socio-ambiental en los ciudadanos, y así evitar la acumulación de basura tecnológica. Los artefactos eléctricos son desarmados para reutilizar los componentes, y llevados a empresas que los aprovecharán en nuevos productos. Estas iniciativas tienden a efectuarse los fines de semana, para que el poder de convocatoria ambiental abarque a todos los habitantes.

Otro ejemplo es la experiencia de Ecofrigo en México, que instó a las personas a que devuelvan sus viejos refrigeradores en desuso a las tiendas a cambio de un subsidio. Así se les destruye ecológicamente y se evita que el gas refrigerante escape a la atmósfera y contribuya al efecto invernadero

Brasil es líder mundial en el reciclado de las latas de aluminio y  recogen anualmente un promedio de 10.000 millones de latas. El reciclado permite a Brasil ahorrar 1.976 GWh/año de electricidad, que es la cantidad que se habría necesitado para producir aluminio nuevo. Esta sola actividad emplea a casi 170.000 personas en el país suramericano. Ella posee 2.400 compañías y cooperativas que participan en el sector del reciclado y el comercio de desechos metálicos. Además, en la mayoría de los casos son empresas pequeñas. Así, el país alcanzó una tasa de reciclado del 94%.

Tambien
es líder en la recolección de embalajes de agrotóxicos, en la reutilización de envasesplásticos, y viene siendo pionero en el reciclaje de neumáticos, que se transforman en asfalto, ductos, pisos y hasta en combustible alternativo. En Brasil obtienen trabajo en la actividad general del reciclaje alrededor de unas 400.000 personas.

Paraguay: potencia chatarrera.
El reciclaje y la exportación de hierro es un negocio que va creciendo año a año en Paraguay. Con frecuencia se encuentran en los talleres mecánicos o en las calles metales de todo tipo abandonados que atraen prontamente a los acopiadores, que nuevamente vuelven a comercializar a las firmas exportadoras. Anualmente las exportaciones de metales ferrosos y no ferrosos están en el orden de los 14 millones US$, que en toneladas se traduce a 59.530, según datos del Ministerio de Industria y Comercio.  La chatarra liviana se exporta para Brasil y los hierros pesados enviamos a China, India o Vietmam”.  La ventaja del reciclaje de hierro o chatarra –como algunos lo llaman– es que es ilimitado el número de veces que puede ser procesado y de nuevo utilizado en la industria automotriz, de la construcción, aeronáutica, siderúrgica, etc

El reciclaje gana terreno en América Central
El reciclaje de desechos como práctica para ahorrar costos, generar empleo y cuidar el ambiente se abre paso en América Central, donde actualmente se comercializan cientos de toneladas de papel, plástico, llantas y otros productos a través de novedosas iniciativas. Una de ellas es la Bolsa de Residuos Industriales de Centroamérica y el Caribe (Borsicca), que entró en operación en agosto de 2009 para apoyar el intercambio de residuos, a través de un sistema electrónico de comercialización que permite el aprovechamiento o reincorporación de desechos a las cadenas productivas.  Borsicca en su primer año había comercializado, 8,2 toneladas de desechos, principalmente papel, cartón y plástico. En Centroamérica alrededor de 40.000 personas tienen trabajo de esta actividad.

En Costa Rica el Mercado de Residuos y Subproductos Industriales comercializa entre 100 y 120 toneladas de residuos semestralmente. Esta actividad cuenta con un sitio en Internet en el cual los interesados publican sus ofertas y demandas de residuos para ser comercializados o intercambiados, mientras que la organización funciona como facilitadora. Costa Rica lidera el negocio con ingresos anuales que rondan los $100 millones.
Nicaragua exporta ya un promedio anual de unos 40 millones de dólares en material reciclable, principalmente hierro. Esta industria beneficia, además de al ambiente, a unas 25 mil familias nicaragüenses de trabajadores cuyos empleos genera la actividad en forma directa o indirecta, explicó Marín.
Guatemala, es la nación centroamericana que más recicla vidrio.  Es una potencia en lo que se refiere a su futuro como país reciclador  de sus desechos ya que produce anualmente 1,26 millones de toneladas de basura.

 Desechos electrónicos, un gran negocio emergente en Latinoamérica
Hay seis países latinoamericanos entre los 40 del mundo que se deshacen de más aparatos electrónicos.
§  Brasil ocupa la octava posición, con 1,4 millones de toneladas de basura.
§  México le sigue en número 11, con un millón.
§  Argentina, Colombia, Venezuela y Chile también están entre los 40 que más basura generan.

Y según los datos por habitante, los latinoamericanos que más kilogramos de deshechos electrónicos producen son:
§  Chile, 9.9 kg
§  Uruguay, 9,5kg
§  México y Panamá, 8,2kg.
§  Venezuela, 7.6kg
§  Costa Rica, 7.5kg.
§  Argentina y Brasil, 7kg.
§  Colombia 5,3 kg.
§  Ecuador 4,6 kg.

Mucho dinero por retornar a esos países, a través de la economía circular.

watercolor-footsteps-circle-card

No hay comentarios.:

Publicar un comentario