martes, 3 de abril de 2012

Venezuela: Ecoescuela un suceso ambiental positivo

La ciudad de Maracaibo, en el Estado Zulia al oeste de Venezuela, posee el record de tener el mayor numero de Ecoescuelas certificadas del Continente (250 planteles). Seguidos por la ciudad de San Juna de Puerto Rico con 7 y Santiago de Chile con 4. La implantación de este modelo de gestión escolar ambiental en el occidente del país llega a una población aproximada de 200 mil alumnos.
La Fundación Azul Ambientalistas en el año 2010 desarrolló el programa e inicia, como prueba piloto, su implantación en 3 escuelas en Maracaibo. En el 2011 se realiza un acuerdo con la Zona Educativa para llevarlo a todo el Estado Zulia.
El programa Ecoescuela, une la vivencia escolar a partir de una reflexión ambientalista basado en valores, generadora de actitudes, capacidades y destrezas, necesarias para participar activamente en la conservación del ambiente, con la implantación de acciones permanentes y conjuntas de la escuela y la comunidad. Articulando la colaboración y apoyo de los entes públicos y privados.
Este enfoque involucra activamente a padres y representantes, personal administrativo de la escuela, obreros, docentes, alumnos, haciendo un gran énfasis en su entorno.
Ecoescuela no es una materia de clase, o una actividad del club de ciencias. Es un todo. Es un modelo de gestión escolar que desde la perspectiva ambiental se entrelaza como eje transversal (transdisciplinario) y vincula a cada uno de los conocimientos que se imparten. Es decir, el profesor de educación física debe tocar el tema al igual que el profesor de matemática, por ejemplo.
Este modelo de gestión crea las escuelas del siglo 21. Y se parte de una sencilla premisa: en los pupitres de los salones de clase de nuestras escuelas, están sentados los niños o niñas que en un futuro inmediato serán los grandes defensores de su ciudad, de su calidad de vida, del ambiente o en contraposición, serán los grandes contaminadores y depredadores de los recursos naturales. Lo que se haga desde las ecoescuelas será lo determinante.
El programa tiene dos fases: la implantación del modelo de gestión y el desarrollo de actividades ambientalistas de "campo" o con el entorno. Igual, este programa tiene una metodología para medir el impacto de su desarrollo o evolución, basados en la norma ISO 14000. Estos indicadores de gestión son fundamentales para así poder hacer un adecuado seguimiento al programa. Donde no solo se es capaz de medir el impacto dentro de la propia escuela sino en los hogares mismos y su entorno.
Ecoscuela tiene su propio icono, Escuelito quien es un comic, versionado cientos de veces por la imaginación y creatividad de los niños. Todo un furor made in Venezuela.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario