viernes, 3 de abril de 2015

Conéctate con los paisajes inspiradores del ecoturismo en Zulia durante Semana Santa

Foto: Nota de Prensa
 A lo largo y ancho del estado con un Lago con forma de guitarra española –como lo describiría el gran zuliano Rafael María Baralt- abundan espacios de indescriptible belleza. Y es que pareciéramos predestinados para sorprender.
En el siglo XV, hace más de 500 años, la imagen sublime de los palafitos del Zulia evocó “la pequeña Venecia” a los colonos españoles. Aquí nacería el nombre de Venezuela.
Y ahora, en el siglo XXI, a 100 años del “reventón del oro negro” que internacionalizó a Venezuela, el Zulia trae al mundo el oro verde del ecoturismo, ofrendando vida a un planeta cada día más expuesto a la destrucción de su contable ambiental.
La dignificación de espacios públicos naturales y culturales fue el primer paso de la Revolución Turística en el Zulia: consolidados los destinos, llegó el momento de conectarnos. Conectarnos con Espacios para la Vida y la Paz que parecen producto de la gracia de la máquina del tiempo, que nos transportan a eras primitivas, inmemoriales, de paisajes arrebatadores, de selva y naturaleza indómita, aguas y aire purísimos. Paisajes inspiradores, de película. Todo un privilegio en medio de la avasallante vida citadina contemporánea, plagada de ruido, smog e indiferencia. Una ofrenda y un recordatorio de respeto para una humanidad sedienta de espacios verdes que la conecten con la vida, con el espíritu, con los demás.

Ojo de Agua El Cardón: la epifanía ecoturística

La revelación se dio el día de la inauguración del Ecoparque Ojo de Agua El Cardón, en el Consejo de Ciruma (pueblo jardín del Zulia) por parte del Gobernador Francisco Arias Cárdenas. Ante tal magnificencia –ahora sí- llegó el momento de conectarnos con espacios que parecen producto de la gracia de la máquina del tiempo, que nos transportan a eras primitivas, inmemoriales, de paisajes arrebatadores, de selva y naturaleza indómita, aguas y aire purísimos. Paisajes inspiradores, de película. Todo un privilegio en medio de la avasallante vida citadina contemporánea, plagada de ruido, smog e indiferencia. Una ofrenda y un recordatorio de respeto para una humanidad sedienta de espacios verdes que la conecten con la vida, con el espíritu, con los demás.
En medio del exuberante paisaje habitan araguatos, monos aulladores rojos con sus crías, hicoteas amarillas, picures, iguanas e insectos de vibrantes colores.
“En medio del exuberante paisaje habitan araguatos, monos aulladores rojos con sus crías, hicoteas amarillas, picures, iguanas e insectos de vibrantes colores”
Como una epifanía, ese día de sensaciones y revelaciones, conoceríamos la historia del Consejo de Ciruma: hace muchos años, llegaron de tierras hermanas -ahora Falcón- huyendo de una terrible enfermedad de la piel, varias familias al poblado donde reinaba Ciruma. Al recibirles amorosamente, Ciruma les recomendó untar sus cuerpos con el aceite de un árbol monumental llamado copaiba (cabimo), pues eso les quitaría esa enfermedad que traían, llamada odio. Se curaron, se quedaron y hasta el día de hoy hay ancianos centenarios que dicen que su secreto es beber del Ojo de Agua, donde nace un manantial donde además nacieron las Rutas Ecoturísticas del Zulia.
Las Rutas Ecoturísticas son consecuencia natural de la activación de los Espacios para la Vida y la Paz, que comenzaron en la cercanía de Maracaibo: Jardín Botánico, Zoológico, Ecoparque Tierra de Sueño. Apenas fue inaugurado el Parque Ecoturístico Ojo de Agua El Cardón, surgió la necesidad de la conexión, de brindarle la posibilidad a la gente de descubrir, disfrutar y amar estos espacios paradisiacos, únicos y cada día más escasos en el mundo, vistos con enorme potencial para el desarrollo turístico en un estado cuya infraestructura, hasta la fecha, estuvo determinada por su poderío petrolero, y que, más allá de hoteles en la capital y una pléyade de frases bonitas, jamás halló quien le atendiera como se merece la Dama del Turismo que es Zulia.

Refugio de dantas: imponente visual a la altura de un gran parque internacional

La Costa Oriental del Lago es mucho más que petróleo: es una verdadera cantera, una pléyade de espacios naturales de enorme calidad escénica y de gran valor ecológico, terapéutico y espiritual. Un perfecto ejemplo de ello es Refugio de Dantas, auténtico oasis natural convertido en ecoparque en el municipio Lagunillas, sector Burro Negro donde está ubicada la represa, integrado por el ecosistema del bosque tropical semi-árido donde coexiste una diversidad de aves exóticas propias de la región, así como monos, cocodrilos iguanas, serpientes y por supuesto el particular animalito al que debe su nombre: refugio de la danta, mamífero en peligro de extinción con particular asiento en el Zulia.
Sus sinuosos senderos y una monumental ceiba ornamentan merecidamente el imponente reservorio de agua, suerte de versión tropical del imponente paisaje canadiense.
Estos paradisíacos lugares pueden ser disfrutados en las Rutas Ecoturísticas que lidera la Gobernación Bolivariana del Zulia a través del Instituto Autónomo Corporación Zuliana de Turismo.
La Semana Santa es más Chévere cuando, luego de recorrer estos parajes que cambian la vida, se degustan las exquisiteces gastronómicas más representativas de la zona en Los Dulces de Campos, localizados en los predios de la modernísima Lara – Zulia: cachapas y arepas de maíz pilado acompañadas con nata y queso frescos. Experiencia absolutamente inolvidable.
Noticiero24
Sigue la Ruta Ecoturística del Zulia, un Brillante destino…
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa
Foto: Nota de Prensa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario