lunes, 23 de marzo de 2015

METAECOLOGÍA. Los espíritus protectores de los árboles en la mitología griega. Dríades, Hamadríades y Hespérides

Los griegos antiguos les pusieron nombre a las ninfas de los árboles:  Dríades y Hamadríades. 

Las Dríades de los árboles. Servio, el comentarista latino de Virgilio afirma que las Dríades son Ninfas en medio de los arboles, mientras que las Hamadríades son las que nacen y mueren con ellos, aquellas cuya vida depende de la del árbol; sin embrago, no sabemos hasta que punto esta observación erudita de un autor tardío responde de hecho a la creencia mitológica. Por otro lado, las Dríades según indica su nombre son Ninfas de las encinas así como las Melíades son las Ninfas de los fresnos, también asociadas con los robles, pero lo cierto es que a todas se las relacionaba con los árboles en general.



Las Dríadas eran de  apariencia humana que se reflejaban en su árbol de nacimiento. Los árboles altos eran las mujeres altas, un árbol más pequeño una niña. El follaje podía reflejar  el cabello, hojas largas representaban lo largo de sus cabelleras, hojas pequeñas significaban el cabello corto de una niña. Los troncos gruesos representaban a una joven gorda y si   la madera era oscura significa que su piel era de color negro. Las lágrimas eran el color de la clorofila.

El temperamento de las  Dríades se basaba únicamente en el estado de su protegido (el árbol), que lloraban  cuando llegaba el otoño y las hojas comenzaban a caer, o saltaban de alegría con la llegada  de la primavera. 


Las dríadas eran fuertes espíritus de la naturaleza, que podían comunicarse con los animales y con los seres de la naturaleza, hacer que sus raíces crezcan  para impedir o dificultar las ramas y hojas implicar que estás sufriendo. Podían desaparecer en una nube de humo e ir a su árbol, y vivir el tiempo que viviría  el árbol.

Hamadríades.jpgLas Ninfas Hamadríades son los espíritus femeninos que representaban el poder divino de los arboles. Nacen y mueren a la vez que los árboles compartiendo con ellos las dichas cuando crecen y están verdes, floridos, y los infortunios cuando están secaos y pierden las hojas. Se les consideraban espíritus bienhechores a quienes cuidaban y protegían los árboles y ayudaban a los mismos con oportunos consejos y oían sus suplicas o intervenciones de cualquier problema. Aparecen en leyendas como la de Reco. Cierto mito tardío nos relata el origen de las Hamadríades. Según él, una doncella llamada Hamadríade se casó con su propio hermano, Oxilo.
De esta unión nacieron las ninfas de los árboles: Caria, Bálano, Crania, Morea, Egiro, Ptélea, Ámpelo, Sice, estos nombres evocan a árboles como el nogal, la morera, la vid y la higuera.

DRÍADES, HAMADRÍADES , MELÍADES, DAFNÍADES Y HESPERIDES - NAMASTÉ Driades , Hamadriades , Meliades , Dafniades y Hesperides. En el universo hay cosas que no se pueden ver con los ojos humanos ; pero no por eso suelen ser menos reales . En esta realidad paralela existen una multitud de seres fantasticos que forman parte de nuestros mitos y sueños. Pero estos seres como los animales y plantas evolucionan y se multiplican en un abanico de posibilidades. Desde la antigua Grecia se ha ido produciendo este fenómeno de multiplicación , además de mixturarse con seres análogos de otras tradiciones culturales . Asi fue como en un momento las hadas y las brujas, tomaron caminos difrentes. Las primeras se mudaron antes al pais de la fantasia y disminuyeron su tamaño. Pero no fue el unico cambio, a algunas les salierón alas y es asi como en casi todos los cuentos e historias modernas de hadas las vemos. Mientras que aquellas que permanecieron sin ellas, muchas veces son mencionadas como NINFAS. Bueno, dentro de estas últimas, también hubo su consecuente multiplicación y se fueron asociando a diversos lugares . Las que hoy menciono se asociaron a los árboles y a los bosques. El árbol por antonomasia en el mundo europeo antiguo fueron los del genero Quercus (robles y encinas), que ademas de aportar leña , con sus bellotas alimentaban a las bestias del campo y aportaban a la dieta humana. Por lo que se le asocio una serie de espiritús para que los protegieran las DRIADES. Las Dríades (en griego antiguo ??????? druádes, de ???? dr?s, ‘roble’) son por eso las ninfas de los robles en particular y de los árboles en general . Pero con el paso del tiempo, los conocimientos aumentaron y se introdujeron por las invasiones y migraciones nuevas especies vegetales. Por lo que surgieron las Hamadríades (en griego antiguo ?????????? Hamadryádes) o Adríades (en griego antiguo ???????? Adryádes), para cumplir la función general y reservarle el papel protector de los robles a las triades . Estas hamadríades , fueron variando con el tiempo; pero en El banquete de los eruditos Ateneo menciona a ocho hamadríades, hijas de Óxilo y una doncella llamada Hamadría: •\tKarya (‘castaño’ y nogales , avellanos…); •\tBalanos (‘encina’); •\tKraneia (‘cornejo’); •\tMorea (‘morera’); •\tAigeiros (‘chopo’o ŽalamoŽ); •\tPtelea (‘olmo’); •\tAmpelos (‘vid’); •\tSyke (‘higuera’). Cada una dando origen a toda una familia, de estas bellas criaturas. Pero no termina aquí la cosa, ademas de estas en la mitología griega existian las Melias o Melíades asociadas a los fresnos que fueron engendradas por Gea al ser fertilizada por los genitales de Urano arrojados por Cronos. La más importante de las Melias es Melia. Los mitos de Apolo, al perseguir a Dafne y al convertirla posteriormente en laurel , la convirtió en la madre de las ninfas de los laureles . Aunque el mito más completo sobre unas ninfas asociadas a árboles es el de las Hesperides. En la mitología griega las Hespérides (en griego ?????????, ‘hijas del atardecer’) eran las ninfas que cuidaban un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, situado según diversas fuentes en las montañas de Arcadia en Grecia, cerca de la cordillera del Atlas en Marruecos, o en una distante isla del borde del océano. Adicionalmente, Hespérides (o también Islas Afortunadas) es un nombre dado por los antiguos a una serie de islas situadas en el extremo oeste del mundo entonces conocido. Éstas podían haber incluido Canarias, Madeira y Cabo Verde. El Jardín de las Hespérides es el huerto de Hera en el oeste, donde un único árbol o bien toda una arboleda daban manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Los manzanos fueron plantados de las ramas con fruta que Gea había dado a Hera como regalo de su boda con Zeus. A las hespérides se les encomendó la tarea de cuidar de la arboleda, pero ocasionalmente recolectaban la fruta para sí mismas. Como no confiaba en ellas, Hera también dejó en el jardín un dragón de cien cabezas llamado Ladón que nunca dormía, como custodio añadido. Posteriormente esas šmanzanas doradasš fueron asimiladas a los citricos de alli a considerar a las Hesperides como los espiritús feericos asociados a estos. Podriamos concluir diciendo que a veces se las consideraba asociadas a un único árbol y mueren si éste se corta. Por esta razón, las dríades y los dioses castigaban a los mortales que dañaban a los árboles. MAÑANAS CAMPESTRES-Arcoiris http://youtube.com/watch?v=ydehlCEXtO8 Mañana campestre perfumada de azahar. Un gorrión se escapa de tu voz, en el río la cara de los dos. Y el viento nos cuenta la historia de un lugar. Corramos al bosque a preguntarle a un nogal si es verdad que llueven rosas de cristal, si la luna se ha ido a pasear. Y el viento nos cuenta la historia de un lugar Mañana campestre... Besos y abrazos de lemur para todos , lametones a discreción para quien yo quiero. LARGA VIDA Y PROSPERIDAD CLAUDIO - FotologLas Hespérides. En la mitología griega las Hespérides (en griego, ‘hijas del atardecer’) eran las ninfas que cuidaban un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, situado según diversas fuentes en las montañas de Arcadia en Grecia, cerca de la cordillera del Atlas en Marruecos, o en una distante isla del borde del océano. Adicionalmente, Hespérides (o también Islas Afortunadas) es un nombre dado por los antiguos a una serie de islas situadas en el extremo oeste del mundo entonces conocido. Éstas podían haber incluido Canarias, Madeira y Cabo Verde. 

The Hamadryad by Émile Bin.jpgEl Jardín de las Hespérides es el huerto de Hera en el oeste, donde un único árbol o bien toda una arboleda daban manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad.  

Los manzanos fueron plantados de las ramas con fruta que Gea había dado a Hera como regalo de su boda con Zeus. A las Hespérides se les encomendó la tarea de cuidar de la arboleda, pero ocasionalmente recolectaban la fruta para sí mismas. Como no confiaba en ellas, Hera también dejó en el jardín un dragón de cien cabezas llamado Ladón que nunca dormía, como custodio añadido. Posteriormente esas manzanas doradas fueron asimiladas a los cítricos de allí a considerar a las Hespérides como los espiritús feericos asociados a estos.  Podríamos concluir diciendo que a veces se las consideraba asociadas a un único árbol y mueren si éste se corta. Por esta razón, las dríades y los dioses castigaban a los mortales que dañaban a los árboles.








Lubio Cardozo












3 comentarios:

  1. El misterio representa femineidad Enigmática, sensual, amorosa, apasionada, tierna, magnánima, incomparable; no alcanzarían los términos para las, presentes en la naturaleza en tierra fecunda proveedora toda ella, simbolizada como ninfas, venus, Eva, musa inspiradora de todo aquel que la conoce la posee la ama y se rinde ante ella dejando el alma al aire en un segundo. Bailar al ritmo de sus caderas vueltas desfiladeros de lujuria deseo , alocada pasión ……. en una palabra mujer

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Fascinantes las Ninfas Hamadriades, que representando el poder divino de los árboles y que como espiritus femeninos al fin, nacen y mueren compartiendo su dicha cuando crecen y su infortunio cuando se secan y mueren. Asi es el verdadero amor, el incondicional, siempre cuidando y protegiendo.una apologia a la mujer. Hermoso! de el gran poeta Lubio Cardozo.

    ResponderEliminar