lunes, 23 de marzo de 2015

Soy ambientalista

Dedicado a Antulio Rondon, Elio Rios, Beatriz Nava y a Gustavo Carrasquel

A finales de los años 80 nos planteamos asumir abiertamente la defensa del ambiente. que bastante malogrado  estaba en el Zulia. Iniciamos esta gesta pintando murales en la ciudad de Maracaibo con consignas sobre cada uno de los temas ambientales que nos preocupaba. Tomamos parte del ímpetu de los jóvenes muralistas chilenos, hijos de quienes se cobijaron en esta generosa tierra ante el trauma del derrocamiento de Allende,  que para ese entonces estudiaban con nosotros en la Universidad del Zulia.

En la ciudad nos preguntaban quienes eramos, aun cuando en la universidad nos llamábamos  Movimiento 20 (20 puntos para los estudiantes y 00 para los partidos políticos) pero fuera de los predios universitarios no tenia  sentido expresarnos como un movimiento estudiantil, porque lo ambiental era un tema universal que traspasaba cualquier frontera académica, social o política.




Definitivamente teníamos que conceptualizarnos, definir nuestra razón de ser. No podíamos llamarnos ecologistas, porque no eramos ecólogos, ni biólogos ni científicos naturistas y tampoco eramos ningunos conservacionistas, porque no conservábamos nada en particular, queríamos vernos como  unos simples ciudadanos con necesidad de expresarnos en defensa del ambiente, asumiendo acciones de calle y desafiar, poner al descubierto a los depredadores y contaminadores de la región. Finalmente concluimos que si nos preocupaba el ambiente nos llamaríamos entonces y para siempre "ambientalistas".



De ahí nació este concepto "hecho en el  Zulia, desde la Universidad del Zulia, desde Venezuela".  A 30 años de definirnos como quijotes de la naturaleza, hoy en día, mas de 8,5 millones de paginas Web en el mundo hablan de los ambientalistas. Igual, seguimos siendo unos pocos pero no tan poquitos como antes.














Como la Cigarra

Tantas veces me borraron, 
tantas desaparecí, 
a mi propio entierro fui, 
solo y llorando. 
Hice un nudo del pañuelo, 
pero me olvidé después 
que no era la única vez 
y seguí cantando.

     
María Elena Walsh, poetisa argentina


1 comentario:

  1. Felicitaciones a todo el equipo, porque después de tantas luchas, tantos desencantos y desencuentros, gracias a la voluntad de hierro, el incansable trabajo y la perseverancia, han conseguido, después de muchos años y cada vez más, que se comience a tomar conciencia sobre como cuidar y respetar a la naturaleza como nuestro único medio para subsistir y sobrevivir. Como legado a nuestra descendencia.El hogar para todos que debemos preservar.

    ResponderEliminar